¿se puede bucear con silla de rueda?

Para muchos usuarios de sillas de ruedas, el submarinismo es una forma estupenda de explorar el mundo submarino. No es una actividad imposible ni arriesgada para las personas que utilizan silla de ruedas. La buena noticia es que puedes bucear de forma segura y cómoda con tu silla de ruedas siempre que recibas la formación y el equipamiento adecuados.

DALL·E 2023 01 09 14.14.24 bucear silla de ruedas

Sí. El submarinismo es un deporte muy popular entre las personas que se desplazan en silla de ruedas.

Puedes bucear con seguridad con una silla de ruedas, pero tendrás que hacer algunos ajustes.

Una de las cosas más importantes que debes recordar es que necesitarás a alguien capaz de ayudarte en el agua. La mayoría de los barcos de buceo no son accesibles por rampa, y no es seguro para ti ni para tu compañero subir y bajar los empinados escalones de la mayoría de los barcos. El compañero también será responsable de ayudarle a ponerse y quitarse el equipo, así como de asistirle en caso de avería del equipo durante la inmersión.

También hay otras consideraciones:

  • Muchas sillas de ruedas tienen ruedas pequeñas o de tamaños no estándar que las hacen inadecuadas para su uso con equipos de buceo (por ejemplo, un instructor puede necesitar una botella de tamaño diferente a la de sus alumnos). Es importante que, antes de comprometerse a bucear, se asegure de que todo el equipo necesario se ajusta correctamente a la estructura de la silla de ruedas para que no dificulte el movimiento bajo el agua ni cause daños al rozar con las estructuras del arrecife durante las inmersiones.* Los usuarios de sillas de ruedas también deben asegurarse de que sus botellas están correctamente configuradas para funcionar con manos libres antes de cada inmersión; de lo contrario, se arriesgarán a tener una mano ocupada sujetando una botella de oxígeno colocada de forma incómoda.* Por último, y tal vez lo más importante, los usuarios de sillas de ruedas siempre deben contar con la presencia de un compañero mientras se ponen o se quitan el traje de neopreno; de este modo se evitan lesiones tanto fuera del agua (donde un resbalón podría provocar una caída) como dentro (donde quedar atrapado bajo la ropa podría resultar fatal).

Cómo iniciarse en el submarinismo

El primer paso para iniciarse en el submarinismo es encontrar un centro de buceo accesible. Un centro de buceo accesible dispondrá del equipo y el personal necesarios para ayudarle a ponerse y quitarse el equipo de buceo, así como para proporcionarle cualquier apoyo adicional que pueda necesitar durante sus inmersiones.

Mucha gente empieza a bucear con un compañero ya titulado. Sin embargo, si es nuevo en el mundo del submarinismo, puede resultar difícil encontrar a alguien que quiera pasar por todo ese entrenamiento con usted, especialmente si no saben lo divertido que es. Existen magníficos recursos en Internet que pueden ayudarle a poner en contacto a buceadores noveles con profesionales experimentados que lo único que desean es compartir su pasión por la vida marina (y la fotografía submarina).

El siguiente paso es aprender cómo funciona el submarinismo: ¿qué tipo de equipo necesito? ¿Cuánto dura cada inmersión? Estas preguntas no requieren necesariamente respuestas de terceros; existen multitud de tutoriales en línea que explican desde principios básicos como el control de la flotabilidad hasta temas más complicados como las proporciones de mezcla del gas trimix. También hay muchos libros disponibles sobre estos temas.

Necesitarás un compañero no discapacitado para subir a un barco de buceo y como apoyo en el agua. La mayoría de los barcos de buceo no son accesibles por rampa, pero tu compañero te ayudará a bajar del barco o a subir desde el punto de inmersión por una escalera.

Además de ayudarle a entrar y salir del agua, su compañero también tendrá que ayudarle con las comprobaciones del equipo y otras tareas que requieran ambas manos. Es importante elegir a alguien responsable y que se sienta cómodo con esta responsabilidad; debe ser capaz de levantar al menos 22 kilos (50 libras) sin forzarse ni dañarse la espalda o las rodillas.

Aunque los buceadores discapacitados pueden encontrar un instructor que tenga experiencia en enseñar a bucear a usuarios de sillas de ruedas, la mayoría de los instructores sólo están acostumbrados a enseñar a alumnos no discapacitados y pueden sentirse incómodos realizando tareas físicas como subir y bajar de una embarcación o ayudar a alguien que utiliza muletas a entrar y salir de aguas profundas sin la ayuda de otro buceador.

Tienes que aprender técnicas de buceo adaptadas para usuarios de sillas de ruedas. Estas técnicas incluyen el manejo del equipo, el peso de la silla de ruedas para que flote, la entrada y salida del agua utilizando una escalera y el desplazamiento bajo el agua con una ayuda a la flotabilidad.

Estas técnicas incluyen el manejo del equipo, el peso de la silla de ruedas para flotar, la entrada y salida del agua utilizando una escalera y el desplazamiento bajo el agua con una ayuda a la flotación.

Hay varias formas de aprender estas técnicas:

  • Realizar un curso dirigido por un instructor. Es probable que tu tienda de submarinismo local ofrezca cursos de adaptación del submarinismo para usuarios de sillas de ruedas. Aprenderás todos los aspectos relacionados con la entrada en el agua en silla de ruedas y a moverte bajo el agua utilizando distintos tipos de equipos.
  • Antes de empezar tu programa de entrenamiento o de salir a bucear por tu cuenta, mira vídeos instructivos o lee libros sobre la adaptación del submarinismo para usuarios de sillas de ruedas. Esto te dará una idea de lo que puedes esperar tanto de la entrada en el agua con seguridad (silla elevadora) como del movimiento bajo el agua con flotadores o ayudas a la flotabilidad.

La organización de buceo para discapacitados Medical Rehabilitation Therapists Underwater Society (MRTUS) ofrece cursos de buceo adaptado en sus centros de formación de todo el mundo.

Para buceadores con discapacidad, MRTUS ofrece cursos de buceo adaptado en sus centros de formación de todo el mundo. El programa está dirigido por una organización sin ánimo de lucro que también ofrece apoyo a buceadores discapacitados y otras personas con necesidades especiales a través de la educación, la defensa y la investigación.

Si buscas más información sobre qué tipos de buceo son accesibles para ti, consulta su sitio web aquí.

¿Qué se siente al bucear?

La sensación es indescriptible. Es realmente genial estar bajo el agua con tu silla de ruedas. Puedes ver las cosas desde una perspectiva diferente, conocer nuevos lugares y es una experiencia emocionante ver el mundo submarino. Además de todo eso, también harás ejercicio y te sentirás bien después de bucear.

Muchos usuarios de sillas de ruedas disfrutan buceando de forma segura, con la formación y el equipo adecuados.

En resumen, puedes bucear con seguridad con una silla de ruedas. Pero necesitarás:

  • Encontrar un compañero no discapacitado que esté dispuesto a subir a la embarcación y ayudarte en el agua.
  • Aprender técnicas adaptadas para usuarios de sillas de ruedas, como por ejemplo cómo controlar la respiración manteniendo una buena posición corporal, cómo entrar y salir de la embarcación con ayuda de otra persona o dispositivo (si es necesario), etc.

Esperamos que haya aprendido algo nuevo sobre el buceo con silla de ruedas. Si crees que puede ser para ti, considera la posibilidad de acercarte a tu tienda de buceo u organización de submarinismo local y ver si tienen clases disponibles. Puede ser un deporte difícil, pero también muy gratificante, y si alguien puede hacerlo, son las personas discapacitadas.

Deja un comentario